¿Cómo comprar un gato de raza de forma segura?

Si sueña con acoger un gato en su casa, debe saber que los gatos de raza no siempre son tan fáciles de adquirir. Aunque la adopción es una de las principales opciones debido a la cantidad de animales abandonados, además del ahorro económico, algunas razas de gatos sólo pueden garantizarse mediante la compra. Al igual que a la hora de comprar un perro, es importante elegir un criadero de confianza para evitar la financiación de crianzas irresponsables y estar seguro de las características del felino elegido por usted. Hemos reunido aquí todo lo que necesita saber sobre el tema: desde dónde comprar gatos de raza hasta consejos para identificar el origen del animal.

Antes de comprar gatos con pedigrí, es importante investigar en lugares de confianza

Cuando se elige tener un gato de raza (ya sea un persa, que es más común, o un khao manee, considerado raro) hay que tener en cuenta que algunos cuidados son esenciales para garantizar el bienestar de los gatos. La principal es la elección de un criadero de seguridad. Para ello, es imprescindible buscar referencias de criadores que hagan un trabajo serio y honesto con los animales. En este momento, vale la pena consultar a amigos felinos que estén metidos en el tema o incluso a grupos sobre razas de gatos en las redes sociales. En todos los casos, es imprescindible comprobar la documentación del lugar elegido. Los criaderos improvisados o los que venden gatos a un precio inferior al «normal», por ejemplo, no suelen ser una buena opción. Además, los lugares que ofrecen muchas razas de gatos al mismo tiempo también deben pasar por una evaluación cuidadosa, ya que, por lo general, los criaderos más cuidadosos y rigurosos se dedican a una sola raza o a un solo grupo de
gatos.

Realice visitas al criadero antes de formalizar la compra del gatito

Cuando se trata de adquirir un gato de raza, una cosa es cierta: no basta con todos los cuidados. Esto se debe a que su elección puede influir directamente en la vida de los animales. Al fin y al cabo, la falta de investigación y cuidados puede dar lugar a la financiación de un criadero clandestino que no se preocupa por la salud y la comodidad de las matrices y los gatos. Para evitar este error, una buena solución es programar visitas in situ. De este modo, podrá comprobar si los animales reciben una alimentación de calidad, si las condiciones de limpieza y comodidad del lugar son adecuadas y cómo se trata a los gatos a diario. Recuerde: los criadores de confianza le recibirán con las puertas abiertas y responderán a todas sus preguntas. Por lo tanto, es importante prestar atención a estos detalles y evitar los lugares que no proporcionan información básica.

Recuerde: la compra de gatos de raza debe estar documentada

Además de analizar cuidadosamente el criadero elegido, es importante asegurarse de que todo el proceso estará documentado. Cuando compre su gato con pedigrí, probablemente recibirá algunos documentos importantes, como un recibo, un certificado de pedigrí, un contrato de compra y el registro del animal. Si esto no ocurre, es importante encender la señal de alarma.

Como hemos mencionado anteriormente, los criadores que rechazan la información básica o tienen precios muy por debajo de la media suelen ser los que debes evitar.

¿Cómo saber si el gato es de raza? Aprenda a comprobar el linaje del animal

Otro punto que genera muchas dudas entre los tutores es cómo diferenciar las razas de gatos y así saber si su gato es «puro» o no. Aunque los gatos que se encuentran en los criadores tienen todo su linaje documentado, es importante saber identificar las características que los convierten en animales de pura raza. En estos casos, el truco está en algunos rasgos específicos del gato, como las orejas y el pelaje. Las orejas grandes y largas, por ejemplo, son comunes en las razas orientales.

Por otro lado, unas orejas pequeñas y triangulares pueden indicar que su gato tiene una ascendencia persa. En cuanto al pelaje, la longitud, el grosor y el tono son rasgos importantes a la hora de diferenciar las razas.

Deja un comentario