¿Es necesaria la ropa de frío para los perros?

¿Se ha preguntado alguna vez si su perro siente frío? Incluso con todo el cuerpo cubierto de pelo, los perros (especialmente los de pelo corto) pueden sentir los efectos de las bajas temperaturas. La ropa de frío para perro es una opción válida para hacer frente a esto: no pocas veces, muchos perros desfilan con modelitos cálidos para la estación más fría del año, uno más lindo que el otro. Sin embargo, hay quienes creen que la ropa de frío para perros no es necesaria y que incluso perjudica el comportamiento natural de los caninos. ¿Mito o realidad? Descubra aquí si está indicado o no calentar a su mascota con su propia ropa y cuáles son las mejores opciones.

¿Cómo identificar a un perro resfriado?

A pesar de que los perros tienen un pelaje más grueso en toda la extensión de la piel, pueden sentir frío, sí. Pero, ¿cómo identificarlo? Las razas con el pelaje más denso, como el chow chow y el husky siberiano, apenas sufrirán con la baja temperatura si se mantienen dentro de casa y resguardados del viento. Por otro lado, los perros con el pelo más fino y corto pueden necesitar un traje de frío para perros. Los principales signos de que el perro tiene frío son los temblores corporales, las extremidades (puntas de las orejas y patas) más frías de lo normal y estar muy acurrucado en un intento de calentarse. Además de proteger del malestar, la ropa de frío del perro puede incluso prevenir enfermedades. La exposición a bajas temperaturas puede provocar enfermedades respiratorias, como la neumonía.

Ropa de frío para perros: ¿cómo elegirla y acostumbrar al animal a llevarla?

Muchos tutores se quejan de que, muchas veces, el perro intenta quitarse el accesorio o se queda en la famosa posición de «estatua». Es importante que sepas que todo en la vida de un perro necesita una adaptación y no siempre aceptará algo nuevo inmediatamente. Lo primero que hay que hacer es asegurarse de que la pieza se ajusta al perro sin apretarle ni estar demasiado suelta hasta el punto de impedirle caminar o hacer las necesidades. También hay que asociar el atuendo del perro con algo positivo para que entienda que el accesorio es algo bueno: las golosinas y el afecto son grandes regalos.

En tercer lugar, no pelees con el perro ni le obligues a usar el paño: introduce el accesorio poco a poco, siempre premiando, y respeta el tiempo del animal. Trabajar siempre con la costumbre gradual: cada día, dejar al animal unos 30 minutos con la prenda y retirarla. Con el tiempo, la ropa de frío del perro se convertirá en un hábito natural en la vida de su mejor amigo, sobre todo por la comodidad que le proporcionará.

La ropa para el frío de los perros pequeños o grandes debe ser de algodón o lana (evite los materiales sintéticos) y preferiblemente sin lazos, lentejuelas o elásticos; recuerde que el perro necesita algo cómodo para dormir. Las piezas también deben respetar los movimientos de la mascota.

¿Qué modelos de ropa de frío usar para perros?

Lo que no falta son opciones elegantes de ropa de frío para perros: chaquetas, prendas de punto, sudaderas, con estampados y varios colores, con capuchas y bolsillos. Lo ideal es que encuentres un modelo que se ajuste a la personalidad y al temperamento del animal.

Si buscas ropa barata para perros, puedes encontrar sencillas camisetas que te servirán, o incluso puedes hacerte la tuya propia en casa. Puedes encontrar en internet algunos ejemplos de patrones de ropa fría para perros que te ayudarán en esta tarea. Elige la tela que mejor se adapte a tu mascota, pon en juego tu creatividad y ¡buena costura!

Deja un comentario